SANCHEZ BARCAIZTEGUI, detalles de su hundimiento.

Por: Clemente Atía, buzo instructor PDIC

Un ruido ensordecedor seguido de gritos de espanto en medio de la oscuridad perturbó la tranquilidad de los transeúntes que se hallaban en los alrededores del Castillo de la Punta, en la Habana,  la noche del 18 de septiembre de 1895. Un fuerte oleaje rompió sobre el muro del malecón mientras varias decenas de marineros luchaban por llegar a la orilla y sobrevivir a la ferocidad de los tiburones que trataban de devorarlos.

El crucero de guerra espaňol Sánchez Barcaíztegui, de 935 toneladas recibió el impacto del carguero Mortera quien venía entrando a la bahía habanera. El crucero se hundió rápidamente, hubo más de treinta muertos.

 LOS HECHOS

La versión más popular que durante aňos escuche sobre este accidente fue la de que el Barcaíztegui abandonaba a oscuras la bahía habanera para tratar de evitar que la inteligencia mambisa lo descubriera. Supuestamente el crucero espaňol, al mando del capitán Francisco Ibaňez Varela,  trataba de interceptar una expedición de insurgentes encabezada por el general mambí Enrrique Collazo.

Las incursiones de los rebeldes cubanos llegaban regularmente desde Méjico y Cayo Hueso con armas, hombres y pertrechos de guerra a las costas del litoral norte. Muchas veces depositaban el cargamento bajo el agua, a poca profundidad, para luego recuperarlo en el momento oportuno.

Pero existe otra versión de los hechos que acarrearon este desastre y es una aparecida en el periódico El Fígaro días después de la tragedia  ( Opus Habana, Vol. IV, No. 2000, pp 40-47.. 19 de enero 2006 ) donde la causa de la falta de las luces de navegación del Sánchez Barcaíztegui  se atribuye a un accidente que detuvo el funcionamiento del dinamo que generaba la corriente de toda la embarcación.

Lo cierto es que el hundimiento del Sánchez Barcaíztegui en la entrada de la bahía de La Habana fue el acontecimiento marítimo conocido donde más personas murieron devoradas por tiburones en la historia de Cuba, según el diario mencionado, días después los pescadores de tiburones dedicaron tiempo extra a la caza de escualos y encontraron gran cantidad de restos humanos en el estómago de estas voraces fieras.

Los restos de las víctimas de esta tragedia están sepultados en el cementerio de Colón bajo una lápida donde pueden leerse sus nombres.

RESTOS DEL BARCAIZTEGUI Y DEL MORTERA

Entre mediados y finales de los aňos 1980 realicé varias incursiones submarinas en los restos del Barcaíztegui, sepultados a 22 metros de profundidad en el mismo canal de entrada a la bahía con el objetivo de realizar un documental para Proyecto 5, un programa que en aquellos aňos dirigía para  la Televisión Cubana. En aquel momento era muy poco lo que quedaba de él después de decenas de aňos de explotación descontrolada.

Equipo de televisión Proyecto 5 en septiembre de 1990  después de una de las inmersiones para obtener videos del legendario Sánchez Barcaíztegui, de izquierda a derecha Mario, Clemente, Miguel y Rafael.

Aún así pudimos reconocer, recubiertos por coral, un par de lo que parecían ser fusíles, restos de porcelana y algunas municiones. Los fusiles y las otras cosas fueron donadas al museo de historia de la Habana del Este para que fuesen debidamente restaurados.

El carguero Mortera, de 1 172 toneladas sucumbió dos aňos después en la entrada de la bahía de Nuevitas, Camaguey, en un accidente provocado por las fuertes corrientes que dominan la entrada del puerto durante los cambios de marea.

Resulta interesante que hoy, en los restos del Mortera y sus alrededores, es uno de los poquísimos lugares en Cuba donde es seguro encontrar abundancia de tiburones, especialmente Toros o Cabeza de Batea como les decimos allá, fáciles de grabar con cámara, pues están acostumbrados a la presencia de los buzos, sin embargo en las aguas de la entrada de la bahía de La Habana, donde se registrara el sangriento hecho del Sánchez Barcázteigui siglos atrás, es casi imposible ver alguno, claro, debido a la gran contaminación de las aguas de la bahía y la consecuente escasez de peces para su alimentación.

Explore posts in the same categories: Barcos hundidos

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: