ENVENENAMIENTO CON ACIDO DOMOICO

Por:  Lic. Jose R. Martinez,  especialista en farmacologia marina.

En 1987 se produjo un brote de intoxicación en Canadá por el consumo de mejillones contaminados por una toxina desconocida hasta entonces (aunque la propia sustancia si era conocida, como un producto presence en algas rojas), el ácido domoico. Esta toxina, procedente de la diatomea Pseudo-nitzschia pungens produce la llamada intoxicación amnésica (aunque la amnesia no siempre se produce), con daños neurológicos que pueden ser severos y permanentes.

El ácido domoico puede acumularse en moluscos, crustáceos y también en peces. La velocidad de detoxificación es muy variable, rápida en los mejillones, pero algunas especies, como la navaja del Pacífico, abundante en algunas zonas de la costa de América pueden incluso acumular la toxina con niveles relativamente bajos de contaminación por diatomeas.

Mejillones.

Las diatomeas productoras de ácido domoico también se encuentran en las costas españolas. Desde 1995 han tenido lugar varios episodios de toxicidad por ácido domoico, que han obligado a interrumpir la recolección de moluscos en zonas de Galicia y Andalucía. La diatomea identificada como responsable ha sido Pseudonitzschia australis.

De hecho, posiblemente el episodio real de ataque a personas por parte de cientos de pájaros enloquecidos, que tuvo lugar en Capitola, California, en 1961, y que inspiró una famosa película de Alfred Hitchcock, se debió a una intoxicación de los pájaros por ácido domoico presente en las anchoas que constituían su alimento. En 1998, también las anchoas contaminadas con ácido domoico produjeron la muerte a varios cientos de leones marinos en California debidas a las diatomeas.

La intoxicación se caracteriza por alteraciones gastrointestinales (vómitos, diarrea, dolor abdominal) y problemas neurológicos (desorientación, pérdida de memoria, confusión, convulsiones, coma).

Sardinas, especies implicadas en cuadros de intoxicación amnésica.

El inicio del cuadro gastrointestinal se produce en 24 horas y los síntomas neurológicos aparecen dentro de las 48 horas. La intoxicación es particularmente grave en personas mayores, en las cuales pueden producir la muerte, e incluye síntomas que recuerdan la enfermedad de Alzheimer.

Este fenómeno ha despertado el interés de muchos investigadores debido al impacto negativo que causa en la economía de los países productores de moluscos.

Es conocido que esta toxina puede afectar a moluscos bivalvos como los mejillones, a los camarones y a las sardinas, que son organismos filtradores y se alimentan del fitoplancton.

El ácido domóico es una toxina amnésica que pertenece al grupo de los aminoácidos cuyos compuestos están clasificados como neuroexitadores que interfieren en los mecanismos de neurotransmisión en el cerebro. Tienen una estructura similar al glutamato, compitiendo con éste y permitiendo la entrada de cloruros, calcio y agua a la célula, lo que induce la ruptura y muerte de neuronas en el hipocampo, en los sitios de aprendizaje y memoria, produciendo la pérdida de la memoria.

Estas toxinas son hidrosolubles y termoestables por lo que la cocción de los alimentos no las destruye. El cuadro clínico producido por la intoxicación amnésica por mariscos es una gastroenteritis seguida por un cuadro neurotóxico. En una intoxicación leve, después de los primeros 15 minutos a 38 h de la ingestión del vector, se presentan cuadros de gastroenteritis, náuseas, vómito, cefalea intensa, dolor y cólico abdominal y diarrea acuosa. En una intoxicación severa se producen síntomas como confusión, mutismo, pérdida de la concentración y pérdida de la memoria reciente. Después de los síntomas anteriores el paciente presenta convulsiones, estado de coma y muerte. Si el paciente sobrevive, los cuadros neurológicos cognitivos pueden persistir durante años.

Durante mucho tiempo se creía que las ficotoxinas eran solo producidas por dinoflagelados, sin embargo después del incidente en la Isla Príncipe Eduardo en Canadá durante 1987, se detecto a la diatomea Pseudo-Nitzschia pungens como la fuente de este tipo de toxinas. Se han reportado muertes de pelícanos por la ingesta de anchovetas y cangrejos que contenían en sus vísceras altas concentraciones de ácido domóico. Las proliferaciones algales nocivas o mareas rojas en el Golfo de Nicoya son un fenómeno bastante común, siendo el dinoflagelado Cochlodinium catenatum la primer microalga involucrada en estos fenómenos.

En Cuba, la Florida u otras partes del Caribe desconocemos si ha ocurrido este fenómeno, pero el conocimiento de esta intoxicación puede ser útil para pescadores, biólogos y personal de salud.

Explore posts in the same categories: Algas diatomeas

Etiquetas: , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: