ESPONJAS TOXICAS DEL CARIBE

Por Lic. José R. Martínez. Especialista en Farmacología Marina.

Las esponjas son organismos sésiles de estructura primitiva  que habitan en una variedad de fondos a diferentes latitudes. Se conocen más de 9,000 especies. La interacción que establecen con el medio es compleja. La competencia con otras especies por el espacio, defensas contra la predación, simbiosis con  micro y macroorganismos, etc. Debido a esto han desarrollado una amplia batería de compuestos bioactivos: moléculas orgánicas, péptidos y proteínas.

Las esponjas no tienen un complejo sistema inmune como otros animales pero si se deshacen de materias extrañas. Las llamadas células grises, cuando el organismo es invadido por células extrañas, secretan sustancias que detienen el movimiento en el área afectada. Si la intrusión persiste las células grises se concentran en el área y liberan toxinas que eliminan las células invasoras.

Defensas en las esponjas:

 

Las evidencias de que las esponjas contienen toxinas se han observado de manera empírica: las algas no crecen sobre las esponjas y la predación por otros animales es rara.

Las esponjas son de los animales menos apetecibles como alimento. Muchas secretan metabolitos secundarios, toxinas que hacen que no sean comestibles. Este cocktail incluye terpenos, alcaloides, neurotoxinas y otros compuestos. La superficie de las esponjas está muchas veces poblada de conchas, algas, anémonas, y otros organismos incrustantes.

Las toxinas de las esponjas caen en un amplio espectro de categorías: citotóxicas, neuroactivas, compuestos que interactúan con los receptores, toxinas presinápticas. Estos compuestos pueden tener una base esteroidal, péptido-proteínas, o sustancias orgánicas de nuevo tipo. Los compuestos citotóxicos son mortales para las células de otros animales;  rompen las paredes celulares y/o afectan el funcionamiento celular. Muchos de estos compuestos citotóxicos han sido exitosos en el tratamiento de enfermedades como la malaria, el cáncer y en infecciones bacteriales. Los compuestos neuroactivos interactúan directamente con las células nerviosas, interrumpen las señales en las sinapsis (inhibiendo la enzima colinesterasa o provocando desajustes en la bomba de potasio). La interacción con los receptores, como es el caso de muchos péptidos en esponjas, ocurre cuando el compuesto se une directamente a las células receptoras causando un cambio de eventos, por ejemplo exceso del neurotransmisor. 

 

 

Las espículas en algunas esponjas forman una densa capa que impide el ataque de depredadores como algunos erizos. Ellas limitan el crecimiento de otros organismos sésiles cercanos con toxinas que expulsan. Así compiten por el espacio.

Especies del Caribe como Tedania ignis, causan una severa erupción en la piel de las personas cuando las manipulan. Las tortugas y algunos  peces comen esponjas y muchas especies  producen defensas químicas contra estos depredadores, sustancias disuasivas al paladar.

La esponja del caribe Chondrilla nucula secreta toxinas que matan los pólipos de corales y crecen sobre el esqueleto de estos. Otras especies, de la familia Clionaidae, utilizan sustancias corrosivas secretadas por los arqueocitos, células especializadas, que horadan cavidades y túneles en corales, rocas y conchas muertas. (1)

Algunas especies de nudibranquios  como Platydoris scabra, han desarrollado inmunidad sobre las toxinas de una familia de esponjas (fam. Microcionidae). La adaptación beneficia al nudibranquio en dos vías. Primero eliminan la competencia de otros organismos por las esponjas. Estos nudibranquios pueden concentrar las toxinas en su cuerpo y utilizarlas para repeler a sus propios predadores.

Las esponjas son sésiles y pueden ser colonizadas por otras esponjas, moluscos, celenterados, anélidos, crustáceos, equinodermos y peces. Los pequeños celenterados (zoantidios) que conviven con algunas esponjas son los causantes de la dermatitis y la reacción necrótica local de la piel que sufren los buceadores. Se reportan dos síndromes generales con alguna variación: el primero es una dermatitis pruriginosa parecida a la alergia  provocada por las plantas terrestres. En este caso el agente que provoca la dermatopatía no ha sido identificado. Es raro el eritema multiforme o la reacción anafilactoide.

Las espículas de sílice o carbonato de calcio ayudan a mantener la estructura corporal del animal y lo hacen menos comestibles. A pesar de todas estas defensas, las esponjas tienen un depredador dedicado, la tortuga carey Eretmochelys imbricata. Esta es inmune a las toxinas y a las espículas. La tortuga carey incorpora a la carne toxinas y la vuelven tóxica.

El Phyllum Porifera generalmente no presenta una alta toxicidad por contacto en humanos sobre todo en buceadores. De cerca de 5,000 especies solo 12 se reportan como toxicas: La esponja fuego Tedania Ignis, la esponja Neofibularia nolitangere y la esponja  Microciona prolifera son ejemplos de ello.

 

Una típica urticante es la esponja fuego Tedania ignis, de variada coloración, desde amarilla brillante, bermellón- naranja hasta roja carmelitosa. Otra especie tóxica es la esponja “no la toques”  ( Neofibularia nolitangere ).

También lo son la especie relacionada N. mordens, y la esponja musgo Microciona prolifera.

Neofibularia nolitangere se encuentra en aguas relativamente más profundas en grupos de lóbulos  con ósculos en sus cimas. Los síntomas después del contacto pueden desarrollarse en pocas horas, pero a veces surgen a los 10 ó 20 minutos. La reacción se caracteriza por sensación de quemadura que progresa con edema de los tejidos blandos, vesiculación y rigidez.

Las víctimas de dermatitis no usaron guantes de buceo. La toxina penetra sobre todo cuando la esponja se rompe y la piel del buzo se lacera. Si no se trata, la reacción está presente de 3 a 7 días. Si la afección ocurre en una zona amplia de la piel la víctima puede presentar fiebre, escalofrío, desazón, disnea y nauseas.  La reacción en la piel debida al contacto con la esponja Microciona prolifera puede llegar a ser  purulenta. Un eritema multiforme o una reacción anafilactoide pueden desarrollarse entre  una semana y 14 días después de una exposición severa. La piel puede ponerse moteada o purpúrica  después de un retraso en la aparición de los síntomas hasta 10 días.

El otro síndrome es la dermatitis irritante cuando las espículas de sílice o carbonato de calcio penetran la piel. Las esponjas tóxicas pueden poseer crinotoxinas que penetran en estas lesiones microtraumáticas causadas por las espículas. En los casos severos puede surgir descamación superficial tardía de la piel. Si no hay intervención médica el proceso se puede retardar.

El eczema recurrente y las artralgias son complicaciones raras. Distinguir entre la reacción alérgica y la reacción inducida por las espículas es prácticamente imposible.

Para remover las espículas se utiliza un adhesivo con la piel seca, así como vinagre aplicado en el lugar de la afección. Otra opción es el alcohol isopropilo del 30 al 70%. Un esteroide tópico puede disminuir la inflamación secundaria. Si se pone purulenta la zona afectada, descontaminar. El eritema multiforme puede requerir la administración de un glucocorticoide sistémico  a una dosis de moderada a alta (prednisona 60-100 mgs.). Otras opciones son la aplicación de ablandador de carne y/o ungüento de cortisona.

Han sido sugeridos pero no demostrados por la ciencia,  remedios anecdóticos para el manejo de intoxicaciones con esponjas: antisépticos, antibióticos de amplio espectro, methdilazina, piribenzamina, fenobarbital, difenidramina, prometazina y crema de óxido de zinc. La picazón severa se debe controlar con antihistamínicos.  

 

Cómo reconocerlas.-

 

Tedania ignis: Esponja fuego.

Masiva, blanda, y con color que varía del rosa, naranja al rojo tomate. Aberturas excurrentes bien visibles con forma de volcanes.

Hábitat: habita en bahías, lagunas, pastizales, raíces de mangle rojo, y raras veces en parches de arrecife. Común en el Caribe, Florida y Bahamas.

Tóxica por contacto. Provoca picazón, sensación de quemadura, dolor, que puede durar varios días. Tratamiento con vinagre, ablandador de carne, ungüento de cortisona.

Neofibularia nolitangere: Esponja “No la toques” (del italiano “no li tangere”, como su nombre científico).

Masiva  irregular,  o extendida a manera varios lóbulos con grandes aberturas excurrentes en sus cimas. Color pardo medio a oscuro. Superficie con estructura de felpa. Interior festoneado de blanco debido a diminutos gusanos poliquetos.

Hábitat: Vive en variedad de fondos, desde la zona intermareal hasta aguas profundas, sobre rocas. Ocasional hasta abundante en el Caribe, Florida y Bahamas.

Al contacto con la piel produce fuerte sensación de dolor, irritación, picazón  y  una severa reacción alérgica. En casos más severos puede provocar dificultad respiratoria requiriéndose antihistamínicos orales y atención médica. Primeros auxilios igual que para Tedania ignis.

 

Microciona prolifera: Esponja incrustante roja. Tiene un diámetro de aproximadamente un pie, sus ramas son en forma de dedos. Posee poros minúsculos. En bahías se encuentra debajo de la línea de la marea baja. Sobre rocas, pilotes, conchas, etc.

Todo tiene su lado bueno: De todo lo anterior se desprende que son inmensas las potencialidades de encontrar compuestos  activos en las esponjas. Muchos de ellos van encontrando utilidad en medicina. El descubrimiento de compuestos naturales terrestres va llegando a su fin. Debemos volcarnos al mar en busca de fármacos y  medicamentos.

 

Solo le sugerimos. No tocar ninguna esponja cuando bucees, porque además puedes dañarlas.

Explore posts in the same categories: Sin categoría

Etiquetas:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

2 comentarios en “ESPONJAS TOXICAS DEL CARIBE”

  1. Laila Says:

    Que interesante. Nunca imagine que las esponjas fueran tan especializadas en su defensa. Gracias por el articulo.

  2. leandro Says:

    Olá. sou do brasil e gostaria de saber a fonte da informação? onde esse artigo foi publicado? obrigado!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: