MEMORIAS DE UN RESCATE

Sus amigos lo observaban mientras nadaba paralelo a la costa de Santa Maria del Mar, en la zona de Playas del Este, La Habana Cuba. De repente desaparecio como si lo hubieran jalado por los pies. No regreso a la superficie. Era el 31 de Agosto de 1982, la mar estaba picada  y en la arena ondeaban banderas rojas indicando no entrar al agua.

Dias antes una depresion tropical, la mayor en 100 aňos, habia provocado intensas lluvias que unidas a la marejada y una intensa marea alta, hicieron que el mar subiera  casi hasta llegar al techo de las casas de la costa de Santa Maria y principalmente la playa de Boca Ciega. Muchos animales domesticos murieron y fueron arrastrados por el mar en su regreso a su nivel normal y este hecho al parecer atrajo a algunos depredadores marinos  cerca de la orilla.

Esa noche llegamos al lugar  hicimos los preparativos necesarios y comenzamos  la busqueda de la persona. En aquellos dias era yo tecnico en rescate y salvamento de la DPEI, ( Departamento de Prevencion y Extincion de Incendios ).

No es la oscuridad de la noche el mejor aliado para buscar nada en el mar, pero teniamos reglas y obedeciamos ordenes. Buscamos y buscamos por mas de cuatro horas y nadie aparecio.

Al siguiente dia el mar estaba algo mas tranquilo pero muy turbio aun. Como la profundidad no era mucha trabajabamos con snorkel y no con tanques de aire comprimido, pero a la vez  el hacer tanta cantidad de inmersiones reteniendo el aire tambien cansa cuando lo haces por varias horas.

Mientras realizabamos la busqueda pensabamos en los comentarios que nos habia hecho Leonardo el salvavidas, referente a que habia visto tiburones cerca de la orilla dias antes, probablemente atraidos por los animales en descomposicion. Alli era bien raro en tiempos normales. Creci y nade en esas aguas por mas de treinta aňos y no era comun ver tiburones ni siquiera mar afuera.

SEPTIEMBRE 2 1982

Tal y como esperabamos cuando amanecio el mar estaba mucho mas calmado y limpio, esta vez organizamos en rastreo con dos botes peinando las areas mas probables. Detras de cada embarcacion en el fondo  dos buzos  con tanques de aire comprimido.En esta oportunidad tuve que trabajar como remero en una de los botes remolcando a dos de los buzos, al hacer uno de los giros vi algo extraňo como a dos cuadras. Segui remando y tratando de no perder de vista el objeto de mi atencion, pero era dificil pues cuando remas lo haces de espaldas al frente, y lo que vas viendo es lo que dejas atras. Asi continue  acercandome a lo que primero parecia un coco, luego un animal peludo y al final resulto siendo el rostro con barba de la persona que habia desaperecido.

Hale las cuerdas con fuerza dos veces para avisar a mis companeros de equipo que subieran a la superficie y me lance al agua a rescatar el cuerpo , pero me sorprendi al ver  que a la persona le faltaban partes del abdomen y tenia como mordidas en una de las piernas. Entonces mire detalladamente a mi alrededor y mientras nadaba hacia el bote trayendo junto a mi a la victima sujetando una de sus manos, trataba de ubicar la silueta de algun tiburon  nadando debajo de nosotros.

Llegue al bote y entre los tres subimos a la victima, luego en la orilla pudimos ver con claridad varias marcas inequivocas de dientes de tiburon en sus pantorrilas y la falta de un pedazo de su pierna, rebanada en forma de media luna como de unas seis u ocho pulgadas de un extremo a otro.

Dias despues el departamento de Medicina Legal confirmo la muerte de aquel joven de entre 25 y 30 anos , como causada por desangramiento a causa de la mordida de un tiburon, sin especificar la especie.

Pasaron meses y ahora muchos aňos, y siempre pienso que el hecho no habria ocurrido de haberse respetado las seňales de prohibicion de entrar al mar.

Aprende a bucear conmigo. Entra aqui http://predelahabana.com/wordpress/mundosubmarino/

Explore posts in the same categories: Sin categoría

3 comentarios en “MEMORIAS DE UN RESCATE”

  1. Laila Elena Says:

    Uff!! que experiencia mas desagradable e interesante a la vez.
    Cuando pienso en la alarmante cantidad de personas que hacen caso omiso a las alertas de mal tiempo y se bañan en la playa o juegan deportes….cuantos accidentes con finales infelices podrian evitarse!

  2. David Says:

    Esta narracion es una mas de tantas donde la condicion humana nuevamente se pone de manifiesto, las cosas …”le suceden a los demas” yo puedo hacerlo, yo se lo que hago…y ocurre en todos los aspectos de la vida, violaciones que se podian haber evitado, asesinatos por parejas violentas, niños jugando con armas de fuego, manejar ebrio o drogado sexo sin proteccion…y la lista es interminable. Otro detale digno de alabanza, la labor de los rescatistas en Cuba es digna de encomio por las malas condiciones en que tienen que trabajar, a disciplina involucrada y el respeto al deber…ahora bien hay un detalle que deja como siempre mucho que desear en Cuba, rescatista en un bote a remos…sin comentarios.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: